viernes, 6 de mayo de 2016

IDEAS PARA CAMBIAR TU VIDA 1, ¡DALE AL PLAY!

Sabemos que los pensamientos generan emociones y su vez las emociones generan pensamientos. Esto se convierte en un círculo vicioso del que a veces es muy difícil salir. Un día te levantas por la mañana pensando sobre algo que te preocupa y sientes el estremecimiento de la emoción de miedo que genera. Luego será la propia emoción la que se encargue de disparar miles de pensamientos aleatorios para reafirmar y confirmar esa preocupación. Y no sólo eso, empezarás a imaginar situaciones muy preocupantes y el miedo entonces se disparará. La habilidad de imaginar situaciones está conectada íntimamente con nuestra capacidad de crear nuestra realidad, así que no te extrañe si a lo largo del día te rodeas de personas y situaciones que acabarán confirmando aquello que temías. Un pensamiento a primera hora de la mañana puede arruinar un día maravilloso y acabarás diciendo aquello de "Hoy no me tendría que haber levantado de la cama".
Una forma de evitar estas situaciones y que todos los días vivas las mismas experiencias, es practicar la atención plena y controlar los pensamientos que pasan por tu cabeza. Sin embargo, esta práctica requiere cierto grado de experiencia y estar muy atento a tus primeros pensamientos al despertar, lo cual no es fácil.
Sin embargo puedes romper ese círculo vicioso trabajando sobre tus emociones de una manera muy fácil y simple.
¡DALE AL PLAY!

Crea una lista de música alegre y festiva con la que sientas deseos de bailar y que te estimule. ¿Te parece difícil?.
Antes de levantarte de la cama ¡DALE AL PLAY! y empieza el día con música de buen rollo. No hay mejor manera de empezar el día que generando emociones positivas y "meneando el culo" mientras te aseas y te preparas el desayuno. La emoción que te contagiará la música generará pensamientos alegres, tendrás ganas de disfrutar del día, de rodearte de gente y tendrás un día estupendo.
ATENCIÓN: Cuando digo ¡DALE AL PLAY! no me refiero a poner la radio o ver la televisión donde los contenidos, la publicidad y la información que recibas pueden arruinarte el día. Escucha sólo lo que TU HAS DECIDIDO escuchar exclusivamente, porque sólo TU DECIDES COMO QUIERES QUE SEA TU VIDA.