lunes, 7 de julio de 2014

Candidiasis crónica, una epidemia silenciosa.

Conocemos por candidiasis crónica la infestación del hongo Cándida Albicans que puede crecer de manera incontrolada dentro de nuestros intestinos y llegar a afectar cualquier órgano de nuestro cuerpo. Este hongo forma parte de la flora intestinal con el objetivo de fagocitar metales pesados presentes en nuestra dieta y alimentos mal digeridos. Los acidóphilus y bífidus suele mantener bajo control este hongo, pero puede ocurrir que, por varias circunstancias, éste prolifere ocasionando todo tipo de trastornos y en casos extremos incluso el cáncer. El equilibrio puede romperse fácilmente por causa de haber estado en tratamiento con antibióticos, los cuales eliminan la flora intestinal aunque no así la Cándida Albicans, que entonces se ve libre para crecer a su antojo colonizando el intestino. Otro factor que provoca este desequilibrio es una dieta rica en azúcares y carbohidratos refinados, así como el consumo de bebidas alcohólicas o productos fermentados con levaduras. 

El hongo Cándida consigue migrar a otros órganos y prolifera con gran facilidad en las mucosas, siendo muy frecuente padecer infestaciones en la vagina, que suele manifestarse con gran picazón e irritabilidad acompañado de un flujo lechoso , así como en  otras mucosas como los labios, boca y faringe. Es frecuente que también sea la causa de afectaciones de la piel como son los ezcemas, la dermatitis atópica o la psoriasis. 

Un hongo responsable de múltiples enfermedades

La Candidiasis puede ser la causa sinusitis, asma, infecciones urinarias, y de trastornos de tipo endocrino como el Hipotiroidismo y enfermedades provocadas por alteraciones hormonales, más frecuentemente en mujeres, como pueden ser el Síndrome de Ovario Poliquístico, Endometriosis, Infertilidad, Fibromas, Síndrome Premenstrual, menstruaciónes irregulares y en general, todas aquellas alteraciones que puedan ser causadas por una elevada producción de estrógenos. Algunos médicos aseguran que este hongo está siempre presente en los tejidos tumorales e incluso hay quien es más tajante y llega a afirmar que el cáncer es el propio hongo Cándida Albicans.

Los síntomas

Los síntomas que pueden evidenciar un proliferación desmesurada a nivel intestinal pueden ser:
  • Obesidad crónica.
  • Cansancio crónico y letargo, especialmente después de comer.
  • Flatulencia, digestiones pesadas e hinchazón abdominal.
  • Apetencia desmesurada por comer carbohidratos y alimentos dulces.
  • Depresión, falta de concentración y cambios de humor.
  • Irritabilidad y sentimientos de rabia después de comer dulces.
  • Pérdidas de memoria y sensación de resaca después de comidas copiosas.
  • Ansiedad y ataques de pánico.
  • Sudoración nocturna y picazón en la piel, sobre todo en los pies.
  • Estreñimiento crónico y colon irritable.
  • Presión en el pecho, asma y ataques de estornudos.
  • Intolerancias alimentarias y alergias.
  • Visión borrosa, dolor de cabeza y vértigos intermitentes.
  • Insomnio
Tratamiento efectivo para la Candidiasis


El tratamiento efectivo para la candidiasis crónica se fundamenta principalmente en un cambio de hábitos alimentarios y una dieta específica que irá cambiando a lo largo del mismo hasta la completa recuperación. La dieta moderna basada en harinas refinadas y azúcares de toda clase, propician que esta enfermedad haya alcanzado la calificación de auténtica epidemia, sin que las autoridades médicas ni sanitarias tengan interés por ponerle remedio. La medicina actual intenta erradicar algunos síntomas como la candidiasis vaginal o bucal, sólo cuando ésta se manifiesta con molestias para el paciente, administrándole antifúngicos como el Fluconazol o el Itraconazol, obviando que el origen de tales alteraciones se encuentra en los intestinos y en la flora intestinal.   Consecuentemente, la enfermedad se hace crónica y los medicamentos llegan a perder su eficacia porque este hongo llega a "acostumbrarse" a ellos y con frecuencia los pacientes sufren estos episodios una y otra vez. En otras ocasiones al paciente con candidiasis crónica se le deriva al psiquiatra o se le recetan antidepresivos, somníferos o ansiolíticos intentando "parchear" las alteraciones psicológicas que ésta provoca.

El hecho de que los médicos no presten atención a la dieta de los pacientes y que se base toda su actuación en la administración de fármacos, propicia que esta enfermedad continúe creciendo entre la población a un ritmo desenfrenado. La candidiasis crónica es por todo ello una epidemia silenciosa y desconocida a la que no se le pone solución hasta que se ha manifestado con alguna enfermedad severa.

En Metabolismo y Nutrición asesoramos debidamente a nuestros clientes sobre los hábitos alimentarios y la dieta que puede ayudarle a superar esta enfermedad. Es un tratamiento largo, en ocasiones de varios meses, en el que prestamos orientación nutricional y según el caso, complementamos el tratamiento con técnicas de desintoxicación como el Drenaje Linfático Manual, Quiromasaje e incluso, técnicas de Hipnosis Ericksoniana para los casos en los que el cliente pueda presentar adicciones o fobias alimentarias.

Si sospechas que puedas estar padeciendo Candidiasis crónica no dudes en ponerte en contacto con nosotros y procederemos a realizar una evaluación personalizada de tu estado en una primera consulta gratuita.