viernes, 30 de mayo de 2014

Baños de sal, la salud en tu casa.

Fuente de los Baños - MONTANEJOS
Seguramente habrás oído hablar miles de veces del poder curativo de los baños termales y de la hidroterapia que se practica en los balnearios. No es casualidad que desde el tiempo de los romanos se construyeran termas públicas allí donde encontraban un manantial de aguas termales o que las reprodujeran artificialmente para beneficiarse de sus efectos saludables. El propio Galeno en el siglo II nos habla de las excelencias curativas de la hidroterapia y los baños de sal. Seguramente, hayas oído hablar también de las sales de baño o incluso, que las hayas utilizado alguna vez pero, ¿sabes cual es su origen y para qué se utilizan?

Propiedades de los baños de sal


El principio curativo de los baños de sal se basa en dos efectos, el primero resulta de sumergirse en agua lo suficientemente caliente para que se abran los poros de la piel y el segundo, a un fenómeno llamado ósmosis por el cual, los líquidos de nuestro cuerpo salen hacia afuera siempre que el líquido exterior contenga mayor proporción de sales que las de nuestro cuerpo. Esto se consigue añadiendo cualquier sal a nuestro baño en las proporciones adecuadas, aunque lo más barato es la sal marina sin refinar que puedes encontrar en cualquier supermercado. La cantidad idónea para una bañera estándar que puede cubicar unos 100 litros, llena hasta la mitad, sería de 2kg de sal. De esta manera conseguiremos una proporción de 20gr. por litro de agua que duplica la proporción salina de nuestros líquidos orgánicos que se estiman en 9 gr. por litro. El agua salada de la bañera forzará a sacar de nuestros cuerpos a través de la piel gran cantidad de líquido y los ácidos contenidos en el mismo. La consecuencia es una diálisis percutánea que ayudará a limpiar nuestro organismo eliminando ácido carbónico, ácidos grasos, ácido úrico, etc.

Efectos sobre la salud

Los efectos en nuestra salud, según explica el médico y oncólogo Alberto Marti Bosch son tan contundentes que puede ser utilizado en enfermos con problemas renales agudos cuando ya las sesiones de hemodiálisis no son eficaces e incluso en el tratamiento contra el cáncer. Gracias a los baños de sal vamos a ser capaces de renovar nuestro líquido intracelular, eliminando gran cantidad de residuos tóxicos consecuencia de nuestro propio metabolismo y regular los niveles de PH de nuestro organismo evitando así que las células puedan convertirse en cancerígenas.

Seguramente no existe un método más efectivo y asequible de asegurarnos una buena salud como los baños de sal.

Indicaciones de los baños de sal

Los baños de sal están indicados, como ya hemos mencionado, para enfermos con deficiencia renal aguda y enfermos de cáncer, pero también va a ser muy efectivo para los siguientes casos:

- Ezcemas
- Hongos
- Candidiasis vaginal
- Dermatitis
- Psoriasis.
- Trastornos reumáticos y articulares
- Retención de líquidos
- Edemas
- Procesos postoperatorios
- Estrés
- Ansiedad
- Insomnio

Los baños de sal están indicado para todo tipo de paciente y a cualquier edad, sin embargo, para personas con movilidad reducida o ancianos, pueden sustituirse los baños de sal  por maniluvios o pediluvios. En este caso el paciente podría sumergir los pies o las manos en un barreño de agua con sal 3 veces al día, con lo que se conseguiría el mismo efecto. La proporción en estos casos sería de 1/4 de kilo de sal para unos 10 litros de agua que pudiera contener el barreño.

Cómo preparar un baño de sal

Abrimos el grifo para llenar la bañera con agua caliente y verteremos la sal. Necesitaremos 2 kilos de sal por bañera, ya que la bañera llena hasta la mitad necesita unos 100 litros de agua y así conseguimos la proporción de 20 gramos de sal por litro. Preferiblemente usaremos sal marina sin refinar. Removeremos bien el agua hasta que se haya diluido completamente la sal y estaremos sumergidos entre 20 y 30 min.

Atención: Es muy importante beber agua en suficiente cantidad después del tratamiento.

En este enlace puedes ver al Dr. Alberto Marti Bosch y su magistral conferencia sobre el tratamiento contra el cáncer. En el mínuto 40:42 del vídeo nos habla de la hidroterapia y los baños de sal.